UGT Servicios Públicos La Rioja se concentra para denunciar la falta de medios en la plantilla de la Inspección de Trabajo

UGT Servicios Públicos La Rioja se concentra para denunciar la falta de medios en la plantilla de la Inspección de Trabajo

UGT Servicios Públicos La Rioja se ha concentrado este martes frente al edificio de Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) de La Rioja denunciar la grave situación en la que se encuentran sus trabajadores y trabajadoras, que carecen de los medios técnicos y humanos  para desempeñar sus labores de inspección desde hace mucho tiempo.

Este 22 de marzo se han convocado concentraciones en todas las provincias del país y el día 30 de este mes se convocará la primera jornada de huelga de toda la plantilla, han explicado UGT Servicios Públicos, CCOO y CSIF, sindicatos que han secundado la protesta en la comunidad autónoma de La Rioja.

Representantes de las tres organizaciones han leído un manifiesto en el que han reivindicado inversiones urgentes por parte del Gobierno de España para solucionar el problema. Susana Gorrindo, de UGT Servicios Públicos La Rioja, ha asegurado que el servicio público que debe garantizarse puede entrar “en claves de fracaso”. “Pueden definirse muchos objetivos por parte de los máximos responsables del Ministerio de Trabajo y Economía Social o por otros componentes del Gobierno, puede llenarse el BOE de normas y compromisos y pueden seguir inflándose los discursos de todo lo que ya hemos hecho y de todo lo que nos resta por hacer desde la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, pero en la situación en la que estamos actualmente, con los déficit que se soportan en esta institución, se trata de normas, compromisos y discursos vacíos”, ha añadido.

Ha exigido soluciones urgentes porque las organizaciones que han convocado esta concentración han trabajado y abierto un proceso de negociación con el Ministerio de Trabajo y Economía Social para solucionar el problema, y que fue respaldado por la propia ministra, Yolanda Díaz. En este sentido, ha explicado que el día 7 de julio del 2020 se recogieron un grupo de medidas que debían permitir superar los problemas más acuciantes para definir la Inspección de Trabajo que este país necesita en este siglo.

El representante de CCOO ha recalcado que “se ha sido paciente y se ha esperado a que el Ministerio aprobara el Plan estratégico para el periodo 2021-2023, que ponía de manifiesto los objetivos y las nuevas cargas de trabajo que recaen sobre la ITSS, se ha esperado a la confección y aprobación de los presupuestos del Estado para el año 2022, y con ello, contar formalmente con la financiación necesaria para las medidas pactadas en el acuerdo”, ha subrayado.

No obstante, ha dicho que tras ocho meses desde la firma de este acuerdo, no existe ni el más mínimo avance que permita vislumbrar la posibilidad de que el mismo se sustancie”. Ha criticado la “cerrazón” del Ministerio de Hacienda y Función Pública y la debilidad del Ministerio de Trabajo y Economía Social, que “no es capaz de defender y poner en valor el mismo acuerdo que ellos firmaron”.

“Lo decíamos al principio, esta concentración es un primer paso de toda la plantilla en la denuncia de una situación que se vuelve insoportable. Es una llamada de atención para que el acuerdo se cumpla y se cumpla de forma inmediata. Iniciamos un conflicto en la Inspección de Trabajo y Seguridad Social que, por primera vez, llama a todos los colectivos que componen la plantilla a la movilización. Y no se hace por un capricho, la situación es grave se analice desde la perspectiva que se analice y todas las organizaciones que suscribimos esta convocatoria somos conscientes que solo podremos conseguir los objetivos que nos hemos marcado si la defensa de los intereses de la Inspección y de quienes trabajamos en ella, la hacemos todos juntos, todas juntas, toda la plantilla unida”, ha defendido.

Según el representante del CSIF, el acuerdo está negociado y escrito, y  la razón legal que lo justifica está pendiente de cumplir en los estatutos de este organismo, que obligan a una nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT).

“Las razones objetivas que lo exigen son innegables, la complejidad e intensidad de nuestras cargas de trabajo lo avalan, el soporte financiero está recogido en nuestro presupuesto. Lo único que falta es voluntad política para llevarlo adelante”, ha incidido.

Por último, ha aseverado que al Gobierno de España le falta voluntad para reforzar la plantilla y reconocer el esfuerzo de quienes denuncian la situación,  y por esta razón ha llamado a la huelga del próximo 30 de marzo.

volver arriba

Conócenos

Sectores

Documentación

Enlaces de interés

Síguenos